Nuevas tendencias y procesos en el ámbito de la comunicación

15 de enero de 2022 00:00

A los cambios contextuales acaecidos tras dos años de pandemia, se incorporarán nuevas tendencias y procesos en el ámbito de la comunicación, que tendrán incidencia en la cotidianidad de los ciudadanos. Ciudadanía corporativa, transversalidad en la comunicación, auge del social selling y la hiperpersonalización, son cuestiones que seguramente determinarán la actividad de los departamentos de marketing y comunicación en este 2022.

Una primera tendencia tiene que ver con las empresas y ciudadanos corporativos, es decir, con la contribución que una empresa pueda hacer a su entorno. En los últimos años, las compañías han ido adquiriendo varias obligaciones con la sociedad. Ello ha generado nuevos enfoques de su relación con grupos de interés, así como de la comunicación que una empresa realiza sobre sus actividades relativas al ámbito social.

La comunicación de las organizaciones deberá pasar del storytelling al storydoing, lo que implica pasar del discurso a la acción para que públicos escépticos y exigentes, como los de hoy, se empoderen con sus propósitos y de esa manera, diferenciarse de sus competidores. Ello requiere cambios en las estrategias de comunicación, tanto hacia el cliente, como hacia líderes de opinión, bancos e inversores.

El año que inicia llevará a que las empresas se enfrenten a la búsqueda de perfiles profesionales que les permitan desarrollar sus estrategias. En ese proceso, deberán asumir una nueva realidad en la que los roles han variado. El auge del teletrabajo, llevará a que las empresas refuercen su comunicación interna para mantener cohesionados a sus trabajadores. La innovación será un elemento determinante en la sostenibilidad de las empresas, por lo que será en un activo reputacional que deberá estar alineado con el relato de la compañía, a fin de generar oportunidades de negocio y confianza entre distintos públicos.

La pandemia del coronavirus impuso un ritmo acelerado de cambios en los hábitos de consumo, provocando la proliferación de plataformas ligadas al entretenimiento. Términos como streaming, video bajo demanda, fueron conceptos hasta hace poco novedosos, hoy día forman parte de la vida diaria de los muchos consumidores.

El crecimiento de plataformas como Twitch o TikTok provocarán cambios en la inversión publicitaria digital, por lo que las empresas deberán repensar sus estrategias. El metaverso atado al salto de Facebook a Meta, sin duda será otra tendencia en el ámbito virtual, que profundizará esta fiebre por esta realidad alternativa en donde la publicidad tendrá gran protagonismo. Así mismo, el auge del e-commerce y del social selling aparecen como una tendencia a tomar en cuenta, ello basado en el incremento de compras por parte de los internautas. La crisis sanitaria y las medidas de distanciamiento social impulsaron el uso de canales online para la adquisición de bienes y servicios.

Por otro lado, se viene un escenario de hipersegmentación y creatividad adaptada e hiperpersonalización. Será crucial que equipos creativos adquieran las competencias necesarias para entender las necesidades del cliente y generar relatos más originales. La marcada competencia en sectores como la energía, las telecomunicaciones o la tecnología, será llevada también al ámbito político, donde los partidos hasta hoy no parecen entender las necesidades e intereses de los nuevos públicos. Dichas organizaciones están obligadas a reformular sus estrategias, para lograr promover la participación ciudadana.

La capacidad de reinvención y adaptación que tengan las organizaciones a los múltiples cambios de la realidad actual, será determinante para su sostenimiento y consolidación en un escenario de incertidumbre.

 

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado