Ecuador, 24 de Mayo de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Científicos hallan una posible explicación al suicidio de los pulpos luego de su apareamiento

Luego de aparearse y poner sus huevos, las hembras de los pulpos empiezan un proceso de automutilación, arrancándose la piel y mordiéndose las puntas de sus tentáculos, y dejan de comer hasta el punto de morir.

Así que cuando los nuevos pulpos lleguen a este mundo su madre ya habrá muerto y su padre lo hará unos meses después.

Esta actitud de los pulpos llamó la atención de los científicos que, en la Universidad de Chicago, desarrollaron una investigación que podría haber encontrado la razón por la que estos animales se autodestruyen luego de haberse apareado.

Según el portal Infobae, “Los investigadores descubrieron recientemente que el apareamiento parece cambiar varias vías bioquímicas críticas basadas en el colesterol en varias hormonas en los pulpos hembra”.

“Está involucrado en todo, desde la flexibilidad de las membranas celulares hasta la producción de hormonas del estrés, pero fue una gran sorpresa ver que también desempeñaba un papel en este proceso del ciclo de vida”, señaló Yan Wang, quien realizó la investigación mientras estaba en la Universidad de Chicago.

La glándula óptica de los pulpos también juega un papel importante en este tema. Es un órgano que se encuentra entre los ojos de dichos animales y está relacionado con el desarrollo sexual y envejecimiento de los mismos.

Los científicos notaron que a medida que un pulpo se acercaba a la muerte, los niveles de actividad en genes que controlan las hormonas sexuales, las hormonas similares a la insulina y el metabolismo del colesterol, aumentaban.

Luego de aparearse, al parecer, la glándula óptica de los pulpos secreta una mayor cantidad de hormonas sexuales, hormonas similares a la insulina y percusores del colesterol.

“Estas tres moléculas podrían contribuir en última instancia a los sistemas de señalización que desencadenan la muerte. O, tal vez, es simplemente la acumulación de estas moléculas en el cuerpo del pulpo lo que es letal, como es el caso de los humanos”, publica Infobae.

Es como si esos cambios hormonales causaran una disfunción en la actividad cerebral del animal que lo lleva a “volverse loco” o que simplemente sufre una especie de ‘hackeo’ que hace que los niveles de actividad en los genes le indiquen que llegó la hora de morir y los pulpos mismos decidan que no tienen que seguir en este mundo.

“Lo sorprendente es que los pulpos pasan por esta progresión de cambios en los que parecen volverse locos justo antes de morir”, dice el neurobiólogo Clifton Ragsdale de la Universidad de Chicago. “Tal vez sean dos procesos, tal vez tres o cuatro. Ahora, tenemos al menos tres vías aparentemente independientes hacia las hormonas esteroides que podrían explicar la multiplicidad de efectos que muestran estos animales”, agregó.

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media